Oración de la Noche

Señor te honro y te glorifico, mi Dios, por todas las cosas que cada día forjas en mi vida, porque pude concebir tu amor llenándome y tu mano manteniéndome en cada minuto.

Quiero que me llenes de tu alegría, que me llenes de tu fortaleza, yo te necesito, mi Dios. Recurro a Ti para que me liberes de todos mis temores, de todo lo que me impida encontrarme contigo, de todo lo que no me deja ser feliz.

No quiero vivir con miedos, ni asustado, ni con el corazón lleno de angustias, quiero recibir tu presencia amorosa, quiero saber que donde vaya, me arropas, me proteges, me sostienes con tus dulces brazos. Que descubra tu presencia grande y poderosa actuando en mi ser.

Bendito seas, mi Señor, que siempre escuchas mi oración, necesito la seguridad de tu amor.
Gracias, mi Señor, puesto que en medio de cada situación que cruzo, siempre estás ahí para acordarme que no me encuentro solo.

Sé que, si en algún momento algo malo me pasara, Tú Señor, estarás ahí para ser mi auxilio, mi refugio, mi Dios, en quien confío. Gracias por cada momento en el que pensé que todo estaba perdido y llegaste Tú a recordarme que no estoy solo, que caminas junto a mí.


Lléname de alegría, de fuerza, de buena capacidad de comprensión y de misericordia para seguir haciendo las cosas bien, según tu voluntad.


Dame la fuerza para cambiar lo que no está bien en mi vida. Aquí estoy en tu presencia, te busco con todo mi corazón, porque deseo entregarme a Ti, quiero que me bendigas y me llenes de tu amor.


Gracias por esta bendición que me das de estar en tu presencia cuando termina este día. Gracias por aceptarme tal cual soy, por amarme y hacerme sentir que soy importante para Ti. Amén